Cuidados


Los diamantes son la sustancia más dura que existe, es el material más resistente a ser rayado, pero esto no significa que debamos descuidar la atención y el mantenimiento de la pieza, para que siga luciendo como el primer día.
El uso diario de la pieza puede hacer que esta se ensucie, por lo que es recomendable lavarla cada cierto tiempo con un poco de jabón disuelto en agua.