Cut (Talla)


La talla hace referencia a las proporciones geométricas del diamante. Una vez que se ha determinado la forma que tendrá, este es tallado por un experto joyero, y de esa talla dependerá la forma en que la luz será reflejada y refractada, por definición, un diamante bien tallado es aquel que internamente refleja la luz de una faceta a otra, como si de espejos se tratase, para finalmente "expulsar" la mayor cantidad de luz posible. Un diamante con un buen color y una pureza extraordinaria puede estar mal tallado, y su brillo será pobre, por lo que la talla es un factor a tener muy en cuenta.

La anchura y la profundidad son determinantes a la hora de conseguir una buena talla, la siguiente ilustración nos muestra la forma en la que el diamante refleja la luz:



Otro factor importante son las proporciones del diamante, especialmente la profundidad comparada con el diámetro, y el diámetro de la tabla comparado con el diámetro del diamante: