Perlas


Las perlas son un producto natural mucho menos resistente que cualquier otra piedra preciosa, por lo que debemos cuidarlas para que mantengan su belleza intacta.

Se debe evitar el contacto de las perlas con algún perfume o producto cosmético en general, asimismo también se debe evitar el contacto con productos químicos.

Después de su uso, es recomendable guardar la pieza en un lugar protegido, para evitar que pudiera rozarse, y así evitar su deterioro.
Para su limpieza se debe utilizar un trapo suave ligeramente humedecido en agua.